EL NIÑO EXTRAVIADO Y UN PADRE DISTRAIDO!

  NINGUN EXITO QUE ASPIRES EN TU VIDA PERSONAL COMPENSA EL NO SABER TRATAR A LOS DEMAS

  Creo que todos estamos de alguna forma, involucrados en la búsqueda de un propósito más elevado en nuestras vidas que nos haga sentir realizados, todos buscamos superarnos en el área profesional en donde nos desempeñamos, queremos ser mas relevantes en lo que hacemos o perseguimos un sueño importante. Sea lo que fuere a lo que dedicamos el tiempo, necesitamos recordarnos siempre a nosotros mismos que existe algo mucho más importante aun que la mera obtención de un trofeo!

Cuando comencé el proyecto de DESARROLLO PERSONAL y LIDERAZGO llamado “Buscadores de Tesoros” en 2006, para lideres y hombres de negocios en Latinoamérica, mi visión y propósito fue de motivar a mis lectores a la búsqueda de una riqueza no tangible con las manos, una riqueza que es sumamente indispensable para el asombroso viaje de la vida. Por eso cuando hablo ahora de “Tesoros del Alma”, debes saber claramente que es una analogia con la búsqueda del Significado, de tu destino y de tu realización personal.

En uno de mis últimos artículos, titulado las Montañas de Diamantes, intente ilustrarte lo que hacemos muchas veces en vano, cuando buscamos atajos, cuando buscamos resultados inmediatos, buscamos nuestra mina del tesoro a cualquier precio, y nos olvidamos que existe algo llamado proceso, y no nos damos cuenta que tal vez bien cerca nuestro hay hectáreas de diamantes providencialmente puestas por nuestro Creador, pero que en nuestra obstinación, cegados por la lógica ni siquiera llegamos a percibir.

John Maxwell, fundador de la INJOY Corp., y autor de varios best sellers, relata, en unos de sus clásicos sobre liderazgo, una historia muy oportuna, que viene bien al caso para consolidar este concepto, la experiencia de un Director de un Coro americano, y que me gustaría hoy compartirla contigo:

“…Stephanie Wetzel me contó de un incidente en un viaje del coro del colegio. Ella iba recorriendo el país en autobús. El director del coro llevo a toda su familia. Su esposa, su hija y su hijo de siete años.

  La peor parte del viaje era la larga y caliente travesía a través de Texas. Para romper con la monotonía, se detenían de vez en cuando para descansar y darle la oportunidad a los chicos de estirar las piernas e ir al baño. Después de hacer una de estas paradas en el medio de la nada, y una hora después de partir, descubrieron algo. No encontraban al hijo menor del director. Inmediatamente, dieron vuelta, y se dirigieron a la última parada. El director le insistía al conductor que acelerara. No podían dejar de pensar en las cosas terribles que podían pasarle al niñito en una hora.

  Cuando finalmente regresaron, ya eran presa del pánico. Todos saltaron del autobús para buscarlo. No necesitaron mucho tiempo para encontrarlo. Uno de los muchachos lo encontró en el baño de los varones… jugando, y cazando moscas!! Ni siquiera percibió que lo habían dejado!

  Si tiene hijos, usted sabe cuan traumático puede ser este incidente para un padre. Sin embargo, a pesar de lo mucho que los padres aman a sus hijos, cada día mucho de ellos se alejan de sus hijos en la búsqueda personal del éxito. Es como si estuvieran manejando en la carretera, y pasara bastante tiempo antes de darse cuenta que han dejado atrás a los miembros de su familia.

 La tragedia es que muchos le dan mayor valor a su carrera, su éxito o su felicidad personal que a sus familias. Deciden que es demasiado trabajo regresar, asi que siguen su viaje. Dejan a la esposa y a sus hijos que se las arreglen solos, como el director del coro sino hubiese regresado a buscar a su hijito………..”

Te animo a reflexionar en este dramático episodio y luego te invito a hacerte estas preguntas :

De que me sirve mi éxito si no tengo a mi lado a mis seres más queridos para compartir mi alegría? De que me sirve todo el esfuerzo que he hecho hoy sino tengo a nadie conmigo para brindar mis conquistas? De qué me vale haber sacrificado mi bienestar, mi cuerpo y arriesgar cada día mi salud si hoy me he olvidado de amar a alguien? Para qué me sirve todo esto? Vale la pena realmente lo que estoy tan empeñado en realizar? Será que hay alguien a mi alrededor a quien he olvidado por el camino y que hoy necesita de mi?

No es necesario que sacrifiques a tu familia en tu viaje al éxito , mi querido amigo, ni tampoco que sacrifiques a tus mejores amigos, ni tampoco que te prives de lo mejor de la vida. Te seria mucho más fácil si incluyeses en tu viaje de la vida a tus seres más queridos por ti!

   MUCHO MÁS IMPORTANTE QUE TUS LOGROS EN TUS NEGOCIOS, MAS IMPORTANTE QUE TODOS TUS TROFEOS, MAS QUE CUALQUIER COSA EN LA VIDA, NADA DEL MUNDO ES MAS IMPORTANTE QUE APRENDAS A LLEVARTE BIEN CON LOS DEMÁS, QUE SEPAS COMO CREAR PAZ Y UNIDAD EN TU FAMILIA.

  NINGUN EXITO QUE ASPIRES EN TU VIDA PERSONAL COMPENSA EL NO SABER TRATAR A LOS DEMAS, Y QUE NO SEPAS COMO LLEVARTE BIEN CON TUS SERES QUERIDOS!

Reflexiona en esta anécdota mi querido amigo “Buscador de Tesoros”, piensa en ello y hazte siempre esta autoevaluación: Entiendo perfectamente que la vida puede llevarte a andar más ocupado de lo normal y quizás últimamente algunas cosas se te han hecho un poco difícil para ti! Pero si aún estas vivo y respiras, recuerda que en cuanto hay vida hay esperanza! Nunca es tarde para empezar a hacer las cosas bien. NUNCA ES TARDE PARA AMAR! Alberto Conti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s