EL DURO PROCESO DE LAS PERLAS

LAS PRUEBAS QUE PRODUCEN PERLAS


Una ostra del fondo del mar abrió su concha de par en par para dejar entrar el agua refrescante. Mientras pasaba el agua, las branquias recogían alimento y lo enviaban al estómago. De pronto, pasó por allí un inmenso pez, y de un coletazo levantó una nube de arena. ¡Arena! ¡Qué poca gracia le hacía la arena a la ostra! Era tan áspera que le amargaba la vida y le producía gran incomodidad. ¡Qué mal lo pasaba cada vez que entraba un poco de arena en su interior! La ostra se apresuró a cerrar la concha de golpe, pero ya era tarde. Un molesto granito de arena había logrado introducirse entre su cuerpo y la concha.

¡Cómo fastidiaba a la ostra aquel granito de arena! Pero casi al instante, unas glándulas con las que Dios la había dotado se activaron y comenzaron a envolver el incómodo granito de arena con una sustancia preciosa, suave, anacarada. Año tras año, la ostra añadía más capas de aquella sustancia al granito de arena, hasta que terminó produciendo una hermosa perla reluciente, de gran valor.

A veces nuestros problemas y defectos son en cierta forma como ese granito de arena. Nos irritan y no nos explicamos por qué los tenemos y por qué nos producen tanta molestia e incomodidad.

Sin embargo, si permitimos que Dios obre en nuestra vida, Su gracia comienza a obrar milagros con nuestros problemas y flaquezas. Nos volvemos más humildes, más sumisos, oramos con más fervor, estrechamos nuestra relación con el Señor, obramos con más acierto y aprendemos a hacer frente a las contrariedades con mayor eficacia.

Dios escribe derecho con renglones torcidos, y no tarda en transformar los toscos granos de arena que nos trae la vida en valiosas perlas de entereza, que llegan a ser fuente de esperanza y contribuyen a levantar el ánimo de muchas otras personas.

Autor: Reflexiones – The Family International

About these ads

3 pensamientos en “EL DURO PROCESO DE LAS PERLAS

  1. A lo mejor alguién lee mi comentario y me contesta.
    Me considero una persona espiritual, mis pensamientos y obras siempre están enfocados en el bién común.
    Les contaré una historia veridica, que actualmente estoy viviendo y que aún no lo encuentro sentido?
    Vivo en un país donde las personas que viven en departamentos, pueden prestar un sitio del estado para construír un jardín.
    El mio lo compré de un sr. ahora fallecido, por lo tanto ya estaba hecho, tanto el jardín como la casa.
    Un lugar maravillo, con plantas y árboles, un paraíso terrenal.
    Hace dos años atrás comencé a tener problemas con la asociación del jardín. Sin avisarme me cerraron el agua, mi jardín era el único que tenía agua instalada, los otros deben ir a buscarla fuera de casa.
    Además me enviaron una factura por el trabajo, el cual no fue hecho por un profesional, sino por una persona privada.
    Un año después me enviaron una cuenta de agua, de alrededor de 700 euros, a pesar que yo no tenía agua en casa y jamás usé agua de fuera de casa.
    Tuve una entrevista con la asociación, donde me obligaron a pagar, sino me echarían del lugar.
    Ellos dijeron que yo tuve una avería de agua en la casa y que malgaste toda esa agua.
    Les aseguro que eso no es cierto, porque mi casita tiene piso de madera/parquet, por lo tanto si yo hubiera tenido ese problema, se vería inmediatamente por los daños que el agua causa al parquet.
    En el mes de noviembre del año pasado recibí nuevamente una carta, donde me obligaban a cortar todos los árboles de mi jardín. De verdad esto no tiene sentido.
    Por lo tanto contraté un abogado, porque yo no podía sola, me sentía perseguida, y emocinalmente no lo podía soportar.
    Llegamos a un acuerdo de que en vez de cortar de raíz los árboles, podía talalos en su lugar.
    El trabajo se llevó a efecto, pero solo me faltaba el árbol más grande, que por su tamaño solo se puede hacer por un profesional, con las herramientas necesarias y seguro.
    El mismo presidente de la asociación de jardines se ofreció a encontrar una persona, que se ocuparía del trabajo.
    Lo hizo como prometió, pero el jardinero que él me había recomendado, llamó en un día donde yo no estaba en casa, y no pudo conectar conmigo.
    Pocos días después recibí una carta de la asociación donde me informaban, que yo ya no era miembro de la asociación y que no tenía más los derechos del jardín.
    Ahora no puedo entrar más a la casa jardín y ha sido puesta en venta.
    La asciación dcidirá qui´n compra la casa, aúnque ne sea comprada por el valo que y dí n su momento.
    De verdad no comprend verdadramente, prqu me pasa esto y cual será el veridicto final.
    Siempre estoy en sintonía con Dios, y le pido me ilumine para comprender porque me toca vivir esto a mi.
    Pienso que es muy injusto y sé que es una cosa material. Pero de alguna manera pienso que hay algunas personas negativas, que montaron este rollo para quedarse con la casa.
    Les pido me den su opinión, yo todo el tiempo pensé en salvaguardar la naturaleza, porque es obra de Dios!
    Saludos Verónica

  2. Bendiciones. No acostumbro leer mucho lo que escribe la gente pero hoy me senti inquieta por tu historia. te digo departe de dios que confies en el . que el te hara justicia. No temas . ya podras ver tu jardin como tanto lo has querido.Sea aqui en la tierra o el los cielos el Senor te dara el doble de lo que tanto querias, bendiciones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s